• Realiza la IBERO su segundo taller de «Trazando el rumbo. Proceso de reflexión crítica de la realidad»

 La Universidad Iberoamericana Ciudad de México tiene que asumirse como un actor en el contexto político y social actual de México, y como tal, tomar decisiones sobre qué quiere hacer y cómo, consideró la doctora Helena Varela Guinot, directora de la División de Estudios Sociales.

En el marco del segundo taller Trazando el rumbo. Proceso de reflexión crítica de la realidad, Varela dijo que es una necesidad mirar de frente el contexto en que nos encontramos y posicionarnos frente a éste; pues lo peor que se podría hacer es pensar que la realidad política es ajena al quehacer universitario.

Agregó que la Universidad Iberoamericana podría posicionarse como mero espectador ante la realidad y pensar que es ajena a ésta; o al contrario, asumir que como institución académica quiere ser parte de la solución a los problemas de esa realidad.

En este sentido, Trazando el rumbo está enfocado a replantearse dentro de la IBERO qué significa ser universidad y qué significa el quehacer universitario. “Es ver a la universidad no sólo como una fábrica de profesiones o una fábrica de mano de obra. Es verla también desde la parte que significa poder incidir en la realidad, poder transformarla”.

Sin embargo, este concepto diferente de universidad no pretende hacer a un lado sus funciones sustantivas de docencia, investigación y vinculación; sino asumir éstas como un fin específico, mirar la realidad, ubicarse en ésta y querer transformarla.

Hablar de un concepto diferente de ser universidad implica también que la IBERO piensa en tener un estudiante diferente. Por ello, esta institución de educación superior quiere y necesita que sus alumnos participen en su proceso de reflexión crítica de la realidad; que se incorporen a las discusiones y al diálogo, añadió Varela.

 

Trazando el rumbo

En la presentación del segundo taller de Trazando el rumbo el Maestro David Fernández Dávalos, S.J., Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, agradeció a todos los académicos y autoridades asistentes su participación y confianza en este ejercicio.

Mencionó estar convencido de la importancia que esta reflexión tiene para la IBERO no sólo respecto de lo que debe prever para el futuro, sino también en lo que se refiere a la construcción de comunidad, un espíritu común e intereses comunes. “El ejercicio mismo es el que nos va dando resultados, independientemente de los productos a los que podamos llegar, el propio ejercicio es para mí relevante”.

Con Trazando el rumbo la Iberoamericana está poniendo las bases para lo que será su planeación estratégica al 2030; que para el equipo directivo de la universidad tiene que ser fruto de una reflexión compartida y colegiada.

Finalmente, el Rector comentó que con esta actividad lo que se ha puesto en el centro de la discusión es la realidad y los desafíos que nos presenta; a las que aportan las distintas disciplinas y saberes, para ir construyendo de acuerdo a lo que se requiera.

El ingeniero Germán Turnbull Buenrostro, director de Planeación y Evaluación Institucional, añadió que Trazando el Rumbo está poniendo en el centro de la mente de todos los académicos el tema que para la IBERO es fundamental, el papel transformador que debe de jugar como universidad en la sociedad.

“Lo que buscamos es traer la realidad al interior de la universidad. Formar un hábito de tener presente esta realidad, para que pensemos la universidad en términos de esta realidad en la que estamos inmersos”.

 Comentó que este proceso reflexivo y crítico de la realidad está diseñado para que participe toda la comunidad universitaria de la IBERO; sus académicos, alumnos, exalumnos y empleados. Y dijo que con las reflexiones que se recolecten se piensan obtener líneas de acción para el plan estratégico al 2030, que iniciará en Otoño del 2016.

El segundo taller multidisciplinar de Trazando el rumbo, en el que participaron alrededor de 500 académicos, se enfocó en los problemas de la política y la economía. La presentación del mismo estuvo encabezada, además del Rector Fernández, el ingeniero Turnbull y la doctora Varela; por el doctor Alejandro Guevara Sanginés, vicerrector Académico; y el doctor Pablo Cotler Ávalos, director del Departamento de Economía.

Galería