Rodolfo Argote Gutiérrez
Zurizaid Morales Padilla
Brenda Heim Alvarado
Cinthya Paz Rodríguez
 

 

I. PRINCIPALES PROBLEMÁTICAS E INJUSTICIAS

El diagnóstico estatal de Ciencia, Tecnología e Innovación en Baja California (2014), evidencia que los indicadores PIB per cápita, Índice de Desarrollo Humano, población analfabeta, nivel de especialización para el sector industrial, número de investigadores SNI y número de centros de investigación están por encima de la media nacional.

México es el segundo país exportador de recursos humanos en el mundo. La región transfronteriza[ 1] entre Baja California (BC) y el estado de California, EU, es singular por el número de cruces fronterizos a nivel internacional, siendo una región altamente dinámica. De acuerdo con Center for Sustainable Energy 2016, durante el año 2015 se llevaron a cabo en las garitas estadounidenses de San Ysidro y Otay Mesa más de siete millones en cruces con vehículos personales, 3.5 millones de cruces peatonales y 250 mil con camiones de carga.
La emigración mexicana supera a la de países con poblaciones más elevadas, de manera que el 97.8% se ubican en EU. California es el principal estado con población inmigrante mexicana; mientras que la ciudad de Los Ángeles ocupa el primer lugar y la de San Diego se coloca en la sexta posición, en este rubro (Cervantes y Rodríguez, 2015).

Una de las peculiaridades de esta región es que BC se encuentra inmersa en una dicotomía como entidad federativa, con una dinámica poblacional y económica distinta al centro del país y, por tanto, del sistema mexicano. Respectivamente, con California, así como con el resto de EU, en función de una incompatibilidad y disparidad de condiciones entre ellas, en lo que concierne a ciencia, innovación y tecnología.
FORMACIÓN DE RECURSOS HUMANOS
En la frontera Tijuana-San Diego los temas de investigación aplicada o innovación tecnológica presentan un desarrollo desigual y están directamente implicados con el rezago educativo, la migración y la economía. La preparación de recursos humanos para la ciencia y la tecnología entre BC y California es altamente asimétrica; incluso, no es posible equipararlo desde la perspectiva curricular. En BC, el 19.4% de cada cien personas, de quince años y más, concluye estudios superiores. Por su parte, en California, el 41% de la población de 25 años y más cuenta con una licenciatura sólo en el área de ciencias e ingeniería.
En cuanto a los recursos humanos en el área de la ciencia y la tecnología, las diferencias en esta región transfronterizas también son muy contrastantes. Datos del Conacyt (2013) detallan que BC cuenta con 611 investigadores SNI; mientras que en sus diez campus, la Universidad de California cuenta con 8 mil 600 investigadores. De esta cifra, cuatro mil 600 son de posdoctorado y cuatro mil son estudiantes formándose como investigadores (University of California, 2015).
PATENTES
En esta entidad fronteriza, el registro de patentes es escaso. En el año 2012 se solicitaron 22 patentes, de las cuales, únicamente se registraron dos. De acuerdo con Conacyt (2013) el promedio nacional de solicitudes fue de 28.8. Para ver más claramente la diferencia, la Universidad de California (UC) produce mil 581 nuevos inventos por año, siendo la que más patentes desarrolla a nivel de la Unión Americana (Census Bureau, 2014).
INVERSIÓN EN INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO
En México, el presupuesto nacional para ciencia, tecnología e innovación es del 0.5% del PIB (Conacyt, 2013). De este porcentaje, BC destina el 1.4% del índice, cifra superior a la media nacional que es de 1.1%. En cuanto a la inversión en investigación y desarrollo en el sector privado, EU invierte 302 mil 250 mdd y California aporta el 27% del total del país.
Para los datos de México, el 31.7% del dinero proviene del sector empresarial; el 65.5%, del gobierno federal, y 1.3% del gobierno de BC. Se puede inferir que el resto, 1.5%, es aportado por otras instituciones (Conacyt, 2013), a diferencia de EU, país donde el sector privado invierte el 85.18% en la investigación y desarrollo. Por su parte, el 14.82% corresponde a la inversión gubernamental u otras fuentes (National Science Foundation, 2014).

INGRESO PARA PROFESIONALES
Un aspecto relevante es que existe injusticia en el ingreso promedio en la región transfronteriza. En México, a nivel nacional, el ingreso promedio espara profesionales con grado superior de posgrado es alrededor de 27 mil dólares anuales. En cambio, en EU es significativamente mejor remunerado: un profesional con estudios de posgrado gana en promedio 56 mil dólares anuales, en el rango de edad de 25 a 34 años, pero se eleva a 78 mil dólares, en el rango de 35 a 44 años. En el caso de profesionistas de 65 años o más, el sueldo asciende a los 77 mil dólare anuales (U.S. Census Bureau, 2009).
II. EXPERIENCIAS DE BUENAS PRÁCTICAS
La infraestructura instalada, los programas y el número de investigadores en el ámbito del desarrollo científico y tecnológico pueden ser considerados como buenas prácticas.
En esta entidad se localizan trece centros de investigación públicos y privados, seis de ellos son Centros de Investigación Conacyt, de donde se desprenden El Colegio de la Frontera Norte, A.C. (Colef) en Tijuana y el Centro de Investigación Científica y Educativa de Ensenada (CICESE). Además, en Tijuana se localiza el Centro de Investigación y Desarrollo de Tecnología Digital (CITEDI) del IPN; así como en la Universidad Autónoma de Baja California, con campus en todo el estado (Foro Consultivo, Científico y Tecnológico, A.C., 2014).
Mientras que en California operan tres de los diez centros de la NASA y 40 laboratorios federales (U.S. Census Bureau, 2009). La región de San Diego es reconocida globalmente como un centro científico. El cluster de investigación y desarrollo científico es uno de los más grandes de la región y económicamente importante: genera 14.4 billones del producto regional bruto (San Diego Regional Development Corporation, 2016).
En BC hay 78 programas inscritos al Padrón Nacional de Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), trece de ellos son del área de Ingenierías (Conacyt). De acuerdo con datos del padrón de investigadores en el SNI, hubo un incremento
en el periodo del 2004 al 2011 de un 5.87%. Con respecto a esta tasa, el 9.93% corresponde a investigadores por área de la ciencia en ingenierías. Tijuana cuenta con 11 programas inscritos al PNPC, de los cuales, tres son en Ciencias Computacionales, y en Ciencias en Sistemas Digitales (Foro Consultivo, Científico y Tecnológico, A.C., 2014).
Existe un área de oportunidad relevante para la región Tijuana-San Diego que puede generar un fortalecimiento de cuerpos académicos enfocados en innovación y tecnología con los académicos IBERO Ciudad de México-Tijuana. De esta manera, puede promoverse un sistema regional científico- transfronterizo.
La fusión de IBERO Tijuana con IBERO Ciudad de México ha permitido fortalecer los laboratorios de Tecnologías de Información, Cómputo Avanzado y Software Especializado, que dan servicio prácticamente a todos los programas académicos de licenciaturas y posgrados, lo que podrá reposicionar a la institución en la región.
Otra buena práctica es que, la IBERO cuenta con personas creativas, tanto estudiantes como docentes y técnicos, quienes han desarrollo proyectos que permiten posicionar a la Universidad en su área de confluencia.