Estimada comunidad universitaria y amigos de la Ibero:
Como lo he expresado en diferentes foros, uno de los objetivos de mi rectorado es promover acciones
que permitan a la Universidad Iberoamericana Ciudad de México definirse más verazmente como una
universidad de la Compañía de Jesús: abierta, vinculada con la realidad social y propositiva de acciones
trasformadoras.
El P. Kolvenbach decía que todo centro jesuita de enseñanza superior está llamado a vivir dentro de
una realidad social, a vivir para tal realidad social, a iluminarla con la inteligencia universitaria y a emplear
todo el peso de la Universidad para transformarla.
En este tenor, he visto conveniente que durante el próximo semestre llevemos a cabo un ejercicio de
reflexión crítica de la realidad llamado Trazando el rumbo. El objetivo es que, como comunidad y como
institución, la Ibero se apropie más de los desafíos que le presenta la realidad y pueda ofrecer respuestas
a estos mismos desafíos. Para ello, necesitamos promover una actitud de análisis constante de la realidad,
fomentar el diálogo interdisciplinario, compartir las diferentes visiones que tenemos para así acordar
propuestas y acciones de trasformación.
Necesitamos instrumentar canales concretos para que la realidad se haga presente en la vida universitaria,
la aprehendamos, la hagamos nuestra y la trasformemos. Algunos de los temas para la reflexión
que realizaremos son: la situación política del país, su economía, los desafíos sociales, el sistema de
justicia y los derechos humanos, la cultura, la educación, el medio ambiente, la tecnología, el género y,
finalmente, las tecnologías de la información. En este proceso de reflexión participa toda la comunidad
universitaria: académicos, administrativos, personal de servicio, egresados, pero también instituciones
con las que trabajamos y con quienes buscamos redefinir el compromiso que estamos llamados a vivir.
Para la realización de esta reflexión hemos organizado foros y talleres interdisciplinares y departamentales.
Se ha creado también una página web en la cual se ofrecerá información sobre el proceso, y
se podrán registrar las diferentes aportaciones personales. Se dará a conocer, en breve, más información
a detalle.
Los exhorto, pues, a participar activamente en este ejercicio de reflexión de la realidad y a invitar a
sus compañeros y compañeras a involucrarse en el mismo. Estoy seguro de que todas sus ideas, reflexiones
y propuestas serán valiosas y las apreciaremos enormemente. Este esfuerzo quiere dar testimonio
−también− del espíritu de trabajo conjunto que buscamos impulsar en la Ibero. Así, entre todos y todas
iremos construyendo la ruta de trabajo que nos llevará a consolidar a la Ibero como una Universidad
verdaderamente crítica, responsable y comprometida en favor de un México más justo para todos, especialmente
para los menos favorecidos.

Muchas gracias.
David Fernández Dávalos, S. J.
Rector.
Julio de 2015